15/7/07

El chiste de los domingos

Un alemán de la VW está buscando una dirección en La Habana. Cerca del Vedado detiene su carro y se dirige a dos cubanos que están jugando dominó debajo de una mata.
-”Entschuldigung, koennen Sie Deutsch sprechen?”- preguntó el alemán.
Los dos cubanos se miraron mudos…
-”Excusez-moi, parlez vous Français?”, intentó nuevamente; y los cubanos … callados.
-”Do you speak english?” Ni una palabra sale de los cubanos.
-”Prego signori, parlare Italiano?” Ninguna respuesta….
-”Você fala o português?” Nada… mudos.
El alemán, frustrado, se monta en su carro y se va. Unos minutos más tarde, uno de los cubanos le dice al otro:
-”Chico, yo creo que tal vez deberíamos aprender por lo menos un idioma extranjero”…
-”¿Y pa’qué , mi sangre?” -replica el otro.., ¡ese comemierda hablaba cinco y no le sirvieron pa’ na’!

3 comentarios:

Alejandro Correa dijo...

Jajajjaaja, esos chistes de los domingos no tienen desperdicios, jajajaja...Saludos gentleman...

Rui dijo...

Genial, genial. El problem a es QUE idioma hablar.

St. Jose dijo...

jajajaja...que par de comemierdas esos, pobre alemán...jajaja...muy bueno el chiste.

Saludos cordiales!