28/7/07

Llega un borracho a su casa, con tremendo jumo, toca la puerta y sale su mujer, que de inmediato empieza a gritarle:
- ¡Gordo, grasoso, asqueroso, peludo, apestoso...!
Y en eso el borracho la interrumpe:
- Mi amor, si es una adivinanza, es tu culo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

genial, jajaja los borrachos son geniales

St. Jose dijo...

jajaja...tremendo como siempre.

St. Jose dijo...

en cuba21.blogspot.com estamos reviviendo "nuestras frases".