14/6/07

Una palabra nueva: el ifaísmo

Parece que si no construimos un -ismo, no llegamos a ser los cubanazos globales que deseamos. Tiene lógica semántica, pero tal vez el término quede en el ámbito académico...porque desplazar del habla popular los nombres de babalawo o santero resulta difícil, creo yo.

México, 14 Jun (Notimex).- Heriberto Feraudy, escritor e investigador cubano, dijo hoy aquí que, en los últimos años han aumentado las creencias religiosas y que esto se debe a las crisis de valores y a la falta seguridad que el hombre vive diariamente.

Añadió que cada vez más extranjeros viajan a su país para comenzar un proceso de iniciación en el ifaísmo (cultura cristiana cubana) "y me sorprende la cantidad de mexicanos que van a Cuba para iniciarse en el ifaismo".

Explicó que para la cultura hegemónica, el cristianismo, el islamismo y el budismo, son religiones oficiales, mientras que cuando se trata de Ifá o cualquier otra manifestación religiosa de origen subsahariano, se le ha considerado como fetichismo, brujería, hechicería, cosas de negros.

Feraudy habló de "El oráculo de Ifá", en el ciclo de conferencias "El hombre y lo sagrado XI. 1997-2007 Textos y narrativas sagradas", que dio inicio desde el pasado 18 de abril en el Centro Cultural Isidro Fabela.

Dijo que el ifaísmo no sólo puede ser visto como un sistema religioso que gira alrededor del Oráculo de Ifá, sino como toda una cultura.

"No se trata en modo alguno de aislar al ifaísmo de la llamada Santería o Regla de Osha, sino de abordarlo como un fenómeno autónomo, independiente, sin negar la estrecha relación existente entre éste y otras expresiones religiosas, incluyendo la católica y el espiritismo", adujo.

Aclaró que su interés por el ifaísmo se debe a sus inquietudes acerca de las personas, a la significación, la historia y la trascendencia del ifaísmo en Cuba, ya que se ve amenazada por tendencias y manifestaciones de carácter mercantilista y deformadora.

"No pretendo en modo alguno llegar a conclusiones filosóficas o teóricas absolutas, ni expresar verdades inexistentes; se trata, ante todo, de hurgar más sobre nuestras raíces, (esas que son de todos), de estimular a investigadores y especialistas a estudiar y profundizar acerca de dónde venimos y hacía dónde vamos", explicó.

Apuntó que en "el ifaísmo se aprecian distintas formas del ser y del saber, con sus códigos y valores intrínsecos cargados de dialéctica y contradicciones, donde lo místico y real, lo espiritual y lo material se interrelacionan permanentemente. En él convergen, y lo conforman, factores históricos, sociales, económicos, artísticos y culturales".

Explicó que los seguidores del ifaísmo son llamados sacerdotes de Ifá o babalawos, y otros que no lo son, dominan una cultura de antecedentes milenarios basada fundamentalmente en la oralidad.

"Una oralidad que ha sido transmitida de generación a generación y que tiene sus raíces en los conocimientos heredados de ancestros africanos procedentes de la etnia yoruba del sur de Nigeria o los llamados lucumí, en Cuba", concluyó.

Dicho ciclo se lleva a cabo todos los miércoles en el Centro Cultural Isidro Fabela y terminará el 31 de octubre.

1 comentario:

todo el mundo habla dijo...

Saludos Gentleman!

www.cuba21.blogspot.com