5/5/07

El chiste de los domingos

Entra el marido a su habitación, borracho, como a las cuatro de la madrugada. Se aproxima a su mujer y grita: “¡Húuuuu!”
La mujer, sorprendida, le pregunta por qué hizo eso y el marido le responde: “Es para que sepas que a esta hora, hip, y en el estado en que me encuentro, lo único que te puedo meter es un susto”.

2 comentarios:

St. Jose dijo...

jajajaja...conocido, pero bueno.

:)

Rui dijo...

buen chiste... hip!