20/1/07

El chiste de los domingos

En su primera cita de enamorados Hortensia y Manolo pasean por el jardín botánico de Galicia. De repente Hortensia dice:
- Manolo, voy detrás de ese arbusto que me entraron ganas de mear.
Manolo, sorprendido por el léxico soez de Hortensia, cree que ella es una cualquiera y entonces su imaginación libidinosa lo impulsa a meter la mano a través del arbusto, para ganar tiempo y resolver ahí mismo. Al meter la mano Manolo agarra una cosa alargada, cilíndrica y caliente y exclama:
- ¡Joder, Hortensia!, ¿cambiaste de sexo?
- Cambié de opinión: estoy cagando.

2 comentarios:

tiotatocuentacuentos dijo...

Jajajajajjaja, Manolo no seria Enrique? con lo que ha puesto en blog, a lo mejor los saco de alli!

St. Jose dijo...

jajajajaja....oye pero que sucio! estaba comiendo cuando leí esto!...jajaja.

Pero no hay que negarlo...está buenísimo...jeje.

Saludos!